El día que el tenis dio una lección al fútbol

Sucedió el domingo 29 de Enero, que Rafael Nadal y Roger Federer definían la final del Australian Open 2017, uno de los torneos más importantes en la historia del tenis. en simultáneo jugaban el FC Barcelona y el Real Betis, partido correspondiente a la Liga Española de fútbol, en el que el club catalán intentaba mantener el paso de su archirrival Real Madrid.

La última jugada de la final de tenis requirió de la tecnología para decidir al campeón, sólo tomó unos pocos segundos que, a través de una pantalla, el tenista español y el suizo dieran por culminado el encuentro, tras el juez de silla decidir que la pelota había picado dentro de la cancha.

Curiosamente al mismo instante, en el partido de fútbol, en el arco que defendía el Betis ocurría algo muy similar, y es que al FC Barcelona no le validaron un gol tras una jugada dudosa, que la trasmisión televisiva se encargó de aclarar, dejando en evidencia que debió subir al marcador.

¿Cómo es posible que en el fútbol aún nos permitamos este tipo de errores, este tipo de falencias que no hacen más que manchar al deporte más popular del planeta? Si en la última jugada de una final del Australian Open, donde participan dos de los mejores tenistas de la historia, pueden usarla y tomarse unos segundos para ello ¿por qué no en el fútbol? siendo incluso el deporte más seguido a nivel televisivo y con mayor inversión a nivel tecnológico para tal fin en el mundo. Es cierto que ya hay ligas como la Premier en Inglaterra, donde este tipo de cosas no ocurren, ellos sí decidieron evolucionar, pero la FIFA debería tomar acciones inmediatas que obliguen el uso de la tecnología para la toma de decisiones determinantes. Si se implementan los mecanismos necesarios para hacer del fútbol un deporte más justo los ganadores seremos todos, equipos, jugadores, árbitros, espectadores…

¡El mundo fútbol necesita implementar la tecnología obligatoria ya!.