Erika Sepulcri Bizjak

Erika Sepulcri Bizjak

Su nombre es Erika Sepulcri Bizjak, es italo-venezolana y le llaman cariñosamente la “Capi”.

Juega al Fútbol desde los 16 años, en un país donde hasta no hace mucho, las chicas apenas practicaban este deporte. Ha sido parte de instituciones como Real Esppor, Leander de Miranda, La Lagunita, Futbolintenso FC, entre otros…

Actualmente es jugadora activa del Centro Italo Venezolano, y también ha dado sus primeros pasos como entrenadora en la Academia Deportiva Internacional (ADI), donde dirige la categoría masculina Sub-12 y además desempeña un cargo administrativo.

¿De dónde viene esa pasión por el Fútbol?

“Es el deporte que me enseñó a amar mi papá. Con el que jugaba en los entretiempos de sus partidos desde que tenía 3 años”.

¿Qué te ha dado el Fútbol?

“¡Del Fútbol aprendí todo!

Aprendí que los golpes de la vida son más fuertes que los codazos y patadas recibidos en una cancha.

El Fútbol me enseñó a competir, se compite por un triunfo, por un balón , por un puesto en el 11, por todo. Eso sí, los rivales son sólo en la cancha, considero son pocos los enemigos que traspasan las 4 líneas que la dividen. De hecho las mejores amistades me las ha dado el Fútbol.

Aprendí a amar con pasión y locura este deporte, donde lo más importante son los valores que te enseña y debes trasmitir luego a todo el que quiera amarlo también”.

¿Alguna experiencia en particular que recuerdes?

“Es difícil mencionar sola una, este deporte te llena de experiencias gratificantes, momentos inolvidables… Pero si debo escoger, es con el equipo al cual dirijo actualmente, al que cuando llegué nadie quería ver, decían que eran muy malos, que todos los goleaban, pero lo único que necesitaban esos hermosos niños era a alguien que les enseñara que no se trataba de poder o no, se trataba de creer en ellos mismos y de tener el deseo de que las cosas sucedieran, que con sacrificio y ganas se logran las mejores cosas”.

Cuéntame más sobre esa experiencia:

“Esa temporada, pasamos de ser los últimos a jugar una semifinal, a ser los más vistos por sus papás y por los demás equipos, a ser aplaudidos a pesar de la derrota, y sí, perdimos, pero la cara de felicidad de esos niños que jugaron una semifinal a pesar de todas las adversidades no tiene precio, quedará grabada por siempre en mi memoria y en mi corazón”.

¿Si no fuera Fútbol sería…?

“Creo que nada… las mejores experiencias de la vida me las ha dado el Fútbol”.

¿Tienes algún ídolo que te haya marcado el camino?

“Francesco Totti”.

¿Una frase?

“Los delanteros ganan partidos, los defensas ganan campeonatos”.

¿Quién eres realmente Erika?

“Una jugadora de fútbol que ahora quiere transmitir todo lo que me ha enseñado este hermoso deporte”.

Muchas gracias Erika, por compartir tu #HistoriaDeFutbolIntenso